viernes, 27 de enero de 2012

El timo del afilador


El timo del afilador
El Afilador
El afilador era aquel que deambulaba entre ciudades y pueblos con su bicicleta o motocicleta para afilar instrumentos con filo, tal como cuchillos o tijeras. También eran los encargados de arreglar paraguas.

 Esta entrada es una advertencia  sobre “El timo del  afilador” en Baños, no es mal amigo el que advierte.
Todo comenzó el jueves 21. Baños tiene una cierta “hostilidad”  a la figura del  afilador ya que sin saber por  qué hay la versión que es un símbolo de mal augurio, Nadie quiere oír la flauta del afilador, y se comenta que cada vez que llega el afilador al pueblo tocando y avisando, anuncia la muerte de alguna persona, al día siguiente de que pase el afilador, una persona muere, y cuando los lugareños ven pasar al afilador se preguntan unos a otros: - “¿A quién se llevará hoy el afilador? Algo que es meramente casual y que no es tan infalible, sólo es una coincidencia pero!!!!!!!!!
Os cuento, venía de hacer la compra con mi carrito lleno y el monedero desocupado cuando escucho la llamada típica del afilador, ya no es el sonido de la flauta porque como todo evoluciona éste ya lleva una grabación  con el sonido inconfundible y suplantando a la bicicleta de antaño un coche-frurgón el que nos llama la atención. Viene a mi mente esas tijeras con 17 años sin afilar, sí tantos como mi madre dejo de hacerlo, eran las tijeras con las que ella cortaba, una mujer muy costurera Ana Pepa. Unas tijeras con gran experiencia y sabiduría, cuando hay que cortar unas faldillas o cualquier otra prenda siempre decimos con las tijeras de Ana Pepa que esas ya saben hacerlo casi solas; pero últimamente es como si ella desde el mas allá dijese “¡Pero hija afila esas tijeras¡”  Así hoy me dije voy a preguntar qué cuesta afilarlas que tengo un gran proyecto en costura y deben estar ligeras. El chico de raza gitana ante mi pregunta responde uno quince. El precio  es muy asequible así que no dudo el sacarle a la puerta las tijeras, un poco arrepentida al escuchar el sonido del afilador y pensar que lo podía haber hecho en Linares y no tener ese mal augurio en mi misma puerta, mira que si…  uh. El chico, de unos 40 años, esta afilando las tijeras, ya no pedalea para que ruede la piedra es un grupo eléctrico el que le hace girar y girar mientras la tijera se desliza de un lado a otro. Le comento que son muy estimadas para mí y que las deje lo mejor posible. Tras unos 3 minutos comprueba en un trocito de trapo blanco y me demuestra lo bien que hacen el corte. Ahora rebusco en el monedero y le pago con mis uno quince. Aquí mi sorpresa cuando el señor corrige diciendo "un afilado 15 €" quedo perpleja “Pero hombre si eso valen una nuevas” él me responde que unas tijeras como esas por menos de 30 € no las compras y me muestra la lista de precios en un folio plastificado, añadiendo que él no trabaja sin decir antes lo que va a cobrar que ya me dijo uno quince. Me siento confusa y un tanto imbécil por  haberlo entendido de esa forma, y me parece un atraco sin pistola. Aturdida y un poco temerosa resuelvo que debo pagarle y evitar problemas, un mal entendido que me desconcierta yo diría que me sentí un tanto imbécil a la vez que estafada.
Suena el teléfono, mi amiga para cosas nuestras, le comento lo ocurrido y ella comenta que el día anterior había comprado unas tijeras y le costaron justamente ese dinero. El sonido seguía machacando mi oídos y vuelvo a la calle, el afilador está en la puerta  del vecino. Cómo le puedo prevenir de que es carísimo, aprovecho que tengo que hacerle saber  que su niña no tendrá catequesis “tengo  reunión de catequistas y me es imposible”. Me dirijo de nuevo al afilador, que tiene pendientes varias piezas por afilar, señalándole  yo que me ha cobrado justo el valor de unas tijeras nuevas; Algo a lo que él objeta ratificando el coste de su trabajo.
Indignada y resignada vuelvo a mi cocina. No transcurre mucho tiempo cuando suena el timbre,  es mi vecino, tiene mala cara y con tono acelerado comienza a relatarme su experiencia
“Este tío es un sinvergüenza, le pregunté cuánto me iba a llevar por todo lo que tenía en la manos y me responde que 10 € , pero a la hora de pagarle dice que son 10€ por cada pieza, ¡qué son 60 €! Menuda estrategia tiene el gachón, le he dicho que se quede con todo que no le pago, y me quería mostrar la lista de precios. Al final ha vuelto y que si sí, que si no, me ha sacado 20 €”

Esta entrada tiene la  intención de advertir y pedir que seáis cautos. No es que me alegrara de lo que le ocurrió al vecino pero al menos me sentí menos atontada, era algo premeditado por parte de este señor, con la alevosía de hacerte sentir que tu equívoco no le puede perjudicar a  él.

Mi madre jamás las afilaba en la calle, aprovechaba sus viajes a Linares para que un buen profesional afilara sus preciadas aliadas. Ahora, yo me pregunto si alguna vez sería victima de algo parecido a lo que me ocurrió a mí para ser tan reacia con estos afiladores de aquí te pillo aquí te mato .

Ahora cada vez que toque  estas tijeras recordaré a mi querida madre ¡y al afilador de las narices!

14 comentarios:

Encarna dijo...

El mundo está lleno de pillos, en el alcampo cuesta afilar 3.00 €, mejor casi comprar una de los chinos que cuesta igual,¿Ay Ani! a veces nos ven con caras de ingenuos, pero tomo nota...Carlota

chachanica dijo...

LA FLAUTA DEL AFILAOR
Como los niños del cuento, oistes sonar la flauta
Y cogiendo las tijeras, saliste en medio la plaza
Corriste hacia el gitano, creyendo que se escapaba
Sin pensar ni un momento, que serias estafada

Iba a cumplir dieciocho, como moza casadera
Y a esos años pensaste…hay que afilar la tijera
!Hay!si Ana Pepa viera,a su tijera morder
Diría con toda razón, !hija así no se puede coser!

Ella iba a Linares pues sabia lo que hacia
Pero tu pa llevarla de viaje, estabas con “perrería”
De lección y experiencia creo que te serviría
Yo no dejo de pensar, !madre! si le da la cubertería!

Recuerden que este episodio, puede pasar a cualquiera
Si tienen necesidad, de afilar “faca” cuchillo o tijera
No quiero pasar de largo, y a Ana Pepa recordar
Hay que risa, si estuviera… se iba a “descojonar”

Si oyes otro día la flauta, déjalo que se vaya
Cuando quieras buena música, que te toque la rondalla
Y si te gusta el cante Grande, tu sabes donde lo hay
Están Federico, El Pinche, Juan Aguilera y Mondaray

No se crean ustedes, que Baños es como Hamelín
Pues Hamelín no tenía, ni Virgen ni Castillo ni Camarín
Si quieren pasar buen día, a Baños han de venir
Les gustará tanto este Pueblo, que volverán a repetir
besitos

Ana Ortiz Rodríguez dijo...

Ay mis fieles amigas qué día pasé tan triste,me dolieron los 15 € céntimo a céntimo. No compro en la venta ambulante ya ni papas. Mi querida Chachanica con sus re-chulos comentarios, gracias. Sabes mi madre lo que me hubiese dicho, que es una desgracia ser mala persona y ese infeliz en el fondo es un pobre diablo, y que hay que compadecerse de su desgracia de "ser mala gente".

Ana Ortiz Rodríguez dijo...

Chachanica, el vecino es el mario´de tu sobrina, él muy fuerte!! pero qué también se la lió.

TREMENDITA dijo...

Ana, que no se nada de ti, te he escrito tres mil cuatrocientos comentarios y nada, que nome contestas, pero bueno que ya veo que estas bien.
Que el afilador de antes no era asi, solian ser gallegos y como mi padre era gallego, en varias ocasiones nos ha sentado en la mesa un afilador, jejejejejeje.

Un abrazo

goge dijo...

yo querida amiga como no me fió ni de la ropa que llevo puesta no arreglo nada y menos a esos afiladores que cada vez que vienen por los pueblos siempre muere alguien en fin besitos amiga mía

anuska dijo...

Hola. Me llega un español al bar y me dice q 2 euros por afilarme los cuchillos. Le doy 5 . a la hora de pagar me llega un gitano y casi me da algo 45euros por los 5. Y.....otros 45 por la otra cara..... no pude liarla por los clientes..... pero es un timo muy bien montado.TENER Ojito para q no le vuelva a pasar a nadie. Y luego somos racistas.PANDa De CHoRizos¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

A mi me acaba de pasar, pero el timador se ha ido timado. Viene un tío a casa y dice que están afilando, que si tengo algo. Le enseño algunos buenos cuchillos que tengo que están bastante mal y una tijera, en total 6 piezas. Le pregunto cuánto me cuesta afilarlas y me dice que no sabe, que tiene que bajar a consultarlo con su tío. Mientras me da conversación sobre otras cosas a ver si me distraigo y me dice que vuelve en un rato. Como el timo canta a kilómetros, le insisto en que me tiene que decir cuánto me va a cobrar porque no tengo dinero en casa y tendría que bajar a la calle. Al rato vuelve, con los cuchillos ya afilados. "Me dice mi tío que tenéis muy buena herramienta. Son noventa euros". Aquí es donde empieza el contra timo. Empiezo a hacer aspavientos como si estuviera muy sorprendida, le digo que es muchísimo dinero, que no tengo tanto dinero y que le dije que me tenía que avisar de cuánto era. Al final del paripé, le doy veinte euros, que es lo que cuesta afilarlos (3 euros pieza) más dos de propina por recogerlos y traerlos y ahorrarme ir a la ferretería.

Anónimo dijo...

Hola:
Aun estoy calurosa de lo que me acaba de ocurrir, resulta que hace tiempo que tengo varias tijeras para afilar, y hoy he oido el ruidito del pito del afilador y igual que Vds. el Sr, va con su furgoneta y su motor y la cancion gravada. bueno le oigo y lo voy a buscar a la plaza vecina y le digo que ME acompañe a casa a afilar varias piezas.
Mi marido tambien esta en casa y saca todos los cuchillos etc. bueno le pregunto que que vale cada pieza y me dice que segun ¡¡¡¡
Vale pues nosotros sacamos 16 piezas, al final me dice que 12 euros cada una, de poco me da algo,ME PENSABA QUE ERA UNA BROMA PORQUE EL CHICO ERA MU CAMPECHANO, al final me ha cobrado 10 euros por cada una se HA LLEVADO 160 EUROS............
EN FIN , PIDAN PRECIO ANTES DE HACER NADA ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Silvina dijo...

Aquí en Argentina sucede lo mismo. Al mediodía ,comienzan pidiendo $6,luego suben hasta $90 por pieza. Parece gitanos, sin ánimos de discriminar.

Anónimo dijo...

por esa gente luego los profesionales como yo que nos dedicamos a afilar toda la vida .cuando llegamos a un pueblo las señoras se asustan y no podemos trabajar la pieza se cobra entre 4o 5 e.y si os parece caro no las afileis vereis como os cortais un dedo

Anónimo dijo...

acabo de afilar un cuchillo sin preguntar el precio.En cuanto me lo dio saque los 6 euros y le pregunte el precio jiijij en la jungla todo vale¡

Unknown dijo...

Buenos días a todos, yo vivo en una Urbanización de Alhaurin de la Torre.Está mañana entró una furgoneta Nissan completamente nueva, con su sonido del afilador que todos conocemos. Salgo y le pregunto precio y me contesta "uno quince", y yo asombada de lo barato le contestó" un euro con quince cada cuchillo??? Y me contesta que sí.Entonces le doy tres,dos de ellos grandes.Cuando me los devuelve me dice que los grandes cobra más pero que me los deja a 15 euros cada uno.Casi me desmallo porque no tenía más que 5'20.Entonces le ofrezco llevarse los cuchillos y los cinco euros.Porque no tenía ni un céntimo más, incluso ofrecí llamar a la policía.A lo cual se negó enseñándome una lista de precios plastificada.

FranciscoJS12 dijo...

Hola internautas, hoy en septiembre del 2016 fui estafado de la misma manera solo que en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina.
Aparentemente los afiladores son timadores en todas partes.
Saludos!