lunes, 26 de enero de 2009

ETERNAMENTE INVIERNO


Poniéndome en tu piel, mi querida Josefina





ETERNAMENTE INVIERNO

Cuándo terminará el duelo que sin querer quiero,

por dentro me siento herida mutilada…

Percibo vuestra presencia.

No quiero mirar el sol radiante,

su luz no penetra bajo la tierra,

¡finca infecunda, insensible!

reuniste allí mis amores.

Si olvido os destierro,

os sigo amando y muero.

Anhelo ser madre entera.

Amante en las dulces noches que

en invierno siempre eran primaveras.

Se agotaron mis lágrimas

perpetuo huésped la pena

que sin querer quiero

y ahora es mi compañera.

Sé que no puedo ver

tu luz que me ilumina,

sólo veo mi oscuridad

y sin querer yo quiero,

yo quiero ser primavera.


Ana Ortiz Rodríguez





3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bonito. Es tuya?

fernando Cortés dijo...

Me parece que es usted una gran artista. Nadie se lo ha dicho?. Pues si me ha emocionado su poesia. Ah también decirle que tiene una hija muy guapa y tengo la suerte de su compi.
Felicidades bloggera.
Te mando mi dirección del blog, por si quieres seguir mis reflexiones, aunque sean politicas.
http://psoejaen.com/blogs/index.php?blog=7

Ana dijo...

Muchas gracias por su elogio Fernando, ha sido para mí un honor su entrada en mis propias cosas.