lunes, 31 de agosto de 2009

JARDINES DE LOS BARONES DE SANGARRÉN Baños de la Encina



Los recuerdos visitan mi ánimo, se hospedan en mí. Los niños corretean por el jardín, el agua se derrama, una pequeña presa construida de barro, el calcetín blanco ya no lo es… Escucho oraciones de madres que ruegan sensatez, zapatos colegiales brincar. El olor a jazmín, a rosas, impregna mi largo pelo recogido en una cola de caballo. Se hace la noche "Los Embargos" vienen por los tejados y se llevan a los niños que están en la calle; corro sin mirar atrás no sea que los vea y deber ser horribles.
El jardinillo siempre hospeda a las hadas y los duendes para que duerman, nunca conseguí verlos, el sol los despertaba antes que a mí, ¡siempre llegué tarde!.
Yo viví un tiempo muy cerca de "El Jardinillo" en calle Industria, lo recuerdo como en un sueño, sueños de pan con miel, moñas de jazmines en el pecho de la chacha Pepa, de lebrillos de barro y latas de tierra amarilla colocados en el ancho bardal a la salida del corral, me llega a la altura de los hombros no alcanzo aún al poyete. La Vega, verde cuadro, los gatos lloran por las noches ¿Por qué llorar madre? ¡Duerme hija, duerme...! El soniquete de las canales llenando las tinajas, tiz taz. Y soñando soñé despierta en esta siesta con esta etapa de mi vida.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bonito que recuerdos

Anónimo dijo...

Cuantos juegos, cuantas ilusiones y cuantos buenos recuerdos en ese jardin, amiga.conin

Anónimo dijo...

Que bonitos y frondosos eran, sacados de un barranco..., un muladar. Siempre se puede hacer algo bueno de la casi nada, con cariño e ilusión.
Recuerdos...

Anónimo dijo...

Muy bonito. Hoy en Facebook se ponen fotos y mucha gente está muy despistada,