domingo, 8 de agosto de 2010

Fiesta del Emigrante


Emigrante es aquel que deja su lugar de origen para establecerse en otro país o región, especialmente por causas económicas.

En busca de una vida mejor.

En la década de los setenta, Juanito y Francisca, abandonaban Baños, con tres hijos pequeños llegaban a Cataluña. En una habitación en la casa de la abuela Jerónima, sus enseres quedaban apilados, cubiertos por sábanas y colchas viejas.
.
Cargados de ilusión e incertidumbre habían llegado a tierra estraña. Familiares de Francisca que marcharon años antes les acogieron con los brazos abiertos acomodándolos en su casa, hasta encontrar trabajo y vivienda.
.
Juanito, siempre trabajó en el campo, era muy bueno en el oficio de cortar el olivo, desde niño tuvo que trabajar las tierras de su abuelo, cogió las riendas de las yuntas y de la casa siendo un crío, el abuelo estaba muy mayor para bregar con animales y terrones. Mano firme y diestra, fuerza y carácter, Un chaval alto, corpulento y fortísimo. Se casó muy joven. También trabajaba en el tejar cuando el campo no daba faena, pero fueron años difíciles y decidieron buscar otra vida que les ofreciera un futuro mejor. Cambió de oficio de un día para otro. Hoy sonrío, imaginando que él diría entonces en su entrevista de trabajo "Soy cortaor" Al poco tiempo cortaba pieles para las mejores peleterías de Barcelona y toda España. ¡Qué no es lo mismo cortar un olivo que un abrigo o un bolso de piel!!!! Pero su destreza y juventud le hizo adaptarse rápido a su nueva vida
.
Dejar su tierra nunca fue sencillo, no lo llevó nada bien. Cuándo volvió cinco años después, en agosto, casi besó la tierra al bajar del tren y abrazó a su hermano con todas las fuerzas que le quedaban después de un largo viaje. Cuando llegó a Baños. Un ¡ay! Nos estremeció a todos, creo que no escuché nunca más una exclamación tan desgarradora. Un Por fin… Sus hijos habían crecido y su adaptación era rápida, hablaban de otra manera, el acento andaluz no se notaba apenas. Juaní y José ya trabajaban con 15 y 17 años. Mariola, la más pequeña ya había hecho su primera comunión. Habían sido padres de nuevo en Santa Coloma de Gramanet, y David era ya catalán.
.
Recuerdo aquellos veranos cuando venían de vacaciones, la casa se llenaba de camastros en los portales de la casa para los más jovencitos, sólo había que abrir las puertas del patio y de la calle, para que el fresco entrara a su libre albedrío. LA puerta estaba con el cortinón echado para que quien pasara no nos viese. Saltábamos de un camastro a otro hasta que mi madre fingía enfadarse y el silencio se convertía en cuchicheos de adolescentes. Hoy pienso en como dormíamos tan ricamente todo un mes sobre una manta y una sabana, algo que ahora me parecería penoso. En cualquier casa era recibido aquel hijo, primo, hermano etc. que deseaba venir en verano. Si venía alguien de imprevisto sólo había que sacar otra manta del baúl, que luego mi madre iba lavando en la pila poco a poco. Las camas eran para los matrimonios. La mesa se llenaba de gente que reía y hablaba sin parar, y unas enormes sandías llenaban la mesa en el postre. Mi madre estaba complacida de tener a su hijo en casa y nunca protestó por tener más trabajo, siempre sonreía, ELLA siempre sonreía.
.
El día de la partida mi hermano lloraba como un niño chico "Bien sabe Dios que no me quiero ir" decía. Mi madre entristecida le decía al oído "No llores hijo, qué me harás llorar a mí"
.
La fatalidad quiso que la vida fuese aún más dura al quedarse Juanito sin su mitad a los 43 años. Francisca siempre me llamó cariñosamente chacha Anica; fui tía desde que nací, mis sobrinos eran mayores que yo, con un poco de guasa siempre me llamaban así CHACHA ANICA. Existía una gran complicidad entre todos que hacía que una casa llena de trabajo por ser muchos, se convirtiera en una casa llena de humor y contento.
.
Aquellos veranos fueron especiales, llenos de risas, baños en las Colas, confidencias y sueños que compartiamos.

Hoy tenía que hacer mi particular homenaje a estos emigrantes. A todos los que emigraron.
.
Juanito quedó en Barcelona con sus cuatro hijos. Él pensó que vivir allí sería hasta su jubilación, ahora sabe que no habrá billete de vuelta, allí están sus hijos y nietos.
.
Otros muchos emigrantes consiguieron hacerse de su casita en el pueblo y vienen siempre que pueden.
.
Otros no volverán más, quedaron por siempre lejos.
.
Pero la tierra tira y los hijos de aquellos que emigraron buscan sus más profundas raíces, aman la tierra de la que se sienten parte, como Eva, y desean pisar sobre el suelo que lo hizo su madre.
.
En agosto y en honor a todos aquellos que marcharon a otras regiones en busca del bienestar de su familia, se celebra en Baños de la Encina esta Fiesta del Emigrante. Para que ellos vivan en pocos días una mezcla de todas nuestras fiestas en sus vacaciones.
.
Baños siempre espera, siempre es dueña del corazón de los bañuscos.

2 comentarios:

yenifer dijo...

Bonito relato dedicado a tu hermano Juan, Baños bién se merece estas fiestas del emigrante, ya ves por parte de mi madre solo queda ella, no tiene ni hermanos ni primos hermanos todos emigraron un día a Barcelon o Madrid, León y ya no volvieron al principio en verano mi casa parecía una pensión se iban unos y venían otros, luego ya, nada.
Yo misma durante casi 20 años viví fuera de mi Baños cuando bajaba y pasaba despeñaperros abría la ventanilla del coche para respirar aire de mi tierra, cuando me marchaba no quería mirar atrás dejaba mis raices, ahora llevo 10 años que he vuelto a tiempo parcial,esos años lejos de tu tierra te marcan para siempre.
Soy emigrante , si volviesen todos los emigrantes a Baños sería como Linares en habitantes por que no vendrían solos, si no con familias
los bañuscos estamos repartidos por todas partes, pero ese apodo, cuando alguien nos lo dice fuera de nuestra tierra suena a jaras, tomillo, romero.
Saludos Ani

Anónimo dijo...

ole,ole y ole que pedazo comentario es tal cual pensmos todos los que estamos fuera yo boy para mi baños esta semana y estoy como los presos contando dia por dia llevo casi un año fuera y se hace eterno y si que es verdad que te marca estar fuera y encima solo, hay que vivirlo ,viva baños que ya me queda poco como el papa boy a besar el suelo