miércoles, 25 de noviembre de 2009

El Molino del Santo Cristo de Baños de la Encina


Con sus aspas al viento,
mira constantemente
al alto cielo.
Presumido e importante,
altivo señor sin molinero.
Siempre quieto, esperando…
La frisa lo acaricia
¡Ven, amor a mí!
grita el Molino de Viento.
Su construcción es anterior al siglo XVIII, ya que en el catastro del Marqués de Ensenada ya aparece sin uso (1752) Su nombre deriva del paraje en el que se encuentra en Llano del Santo Cristo. Molino del Santo Cristo
Lo poco que conozco o lo que más me llamó la atención de este Molino fue lo que escribió D. Juan Muñoz -Cobo en su libro "Baños de la Encina: Un viaje por su Historia Milenaria" Para mí este libro es toda una enciclopedia, historia de Baños, costumbres...
Hace ya unos años, en una ocasión mi hijo tenía que hacer un trabajo de religión sobre los Santos Patronos, en el libro antes referido encontré la historia de la Cruz de Plata de Jesús del Llano, esto me llevó hasta la historia del Molino del Santo Cristo.
Como ya sabemos el fundador del Santuario D. Pedro García Delgado dotó a la imagen del Cristo con una Cruz de plata y remates de oro encargada la obra a destacados orfebres cordobeses.Esta Cruz por su gran valor llamó a la codicia que siempre esta bien atenta e hizo que los ladrones se fijasen en ella. Nos cuenta como en la noche la puerta de la Ermita de Jesús del Llano fue forzada ya que este lugar era muy solitario entonces. Conseguido el objetivo se llevaron la cruz escapando por Sierra Morena, llegaron hasta Portugal donde se cree fue vendida. Pasado algún tiempo El ladrón hombre soltero se dijo que se había ido a América a trabajar y se olvido el asunto. Regresó en su madurez, compró casa y tierras e instaló unos molinos para trigo. Levantó uno de viento en la parte más alta del pueblo y otro por las aguas del Rumblar al que llamaron del "Jacarero" por ser este el apodo con que era conocido su dueño. Funcionaron y fue todo un éxito. Pero catástrofes naturales como vendavales que arrancaron las aspas al molino y se llevaron la cubierta dejando solo los muros, la crecida del río destrozó la maquinaria… Todo esto se interpretó como justicia divina.
"Jacarero" en su vejez y en su lecho de muerte confeso su delito, no queriendo llevar esa cruz tan pesada al otro mundo donde sería juzgado.


Nadie se atrevió a reconstruir los molinos para ponerlos de nuevo en marcha. El de viento permaneció abandonado solo con los muros y en ruinas.
Recientemente se ha recuperado el molino. Construido en sillares de arenisca de la zona, tiene 12 m. de altura en tres niveles y 4'5 m. de diámetro. Reconstruido bajo la dirección del arquitecto Salvador Funes y la investigación histórica realizada por José María Cantarero Quesada.
En su interior contiene una exposición permanente, diseñada por José María Cantarero, denominada "Historias al viento", en la que se narran, estructurados por niveles de ocupación, las tipologías de molinos de viento, la historia y evolución de los molinos hasta la aparición de los de viento en el siglo XII, la vinculación de la localidad de Baños de la Encina con los molinos y los trabajos vinculados en general al cereal, mostrando rutas por el entorno más cercano de la localidad donde se localizan eras, chozos de colonos vinculados a la agricultura de rozas, molinos hidráulicos, bancales del cultivo de cereal, poblados de la Edad del Bronce donde aún aparecen multitud de molinos de mano, etc.

Hoy los guías de turismo lo muestran al visitante ya que es parte de nuestra historia
¿Qué diría un lugareño de ahora como yo?
Mi recuerdo es poco, esta parte del pueblo era como la más lejana, los chicos más inquietos sí que subían a jugar entre los muros del molino, hacían lumbres dentro para calentarse… Yo recuerdo cuando mi madre me mandaba a comprar carbón a casa de Mercedes, cerca del molino, ¡te daba una pereza subir¡ era la parte donde terminaba el pueblo. Hoy vivo muy cerca de Él. La parte del Santo Cristo ha crecido mucho y aun no teniendo la belleza del casco antiguo mantiene su encanto, es la nueva historia claro está.


Me gustaría saber más sobre El Molino del Santo Cristo, si alguien puede aportar más información yo encantada lo pondría en esta entrada. Espero la aportación de todos, mi desconocimiento hace que esta entrada no sea muy buena pero aún no había escrito sobre nuestro Molino de Viento y… me he atrevido hacerlo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial, sigo tu blog de manera diaria. Una maravilla para los que amamos Baños.Cuantos recuerdos de niñez.Me gustaria que algun dia hablases de la calle Mestanza , donde me crie, o de la afición a tocar instrumentos de cuerda que despertó en todos los jovenes de los años 70 el maestro Marcelino del que fuí alumno, pertenenciendo a una tuna que se llamaba "Tuna de la Encina" (tampoco se penso mucho en ponerle nombre).Gracias y un saludo.-

Ana Ortiz Rodríguez dijo...

Muchas gracias por seguir mis propias cosas.
Mencionas a Marcelino del Moral, sí que merecería una entrada en este blog, yo conozco muy por encima la historia, lo que a mí me encantaría es que me dejarais vivencias vuestras, fotos que seguro que tenéis y anécdotas…
La calle Mestanza: El Cuartel de la Guardia Civil, la nueva casa donde se mudo mi amiga Toni la recuerdo con sus dos trenzas con su sonrisa siempre. La amiga y compañera de aceituna de mi madre, Encarna, y su hijas, mi padre decía que no había otra mujer como ella cogiendo aceituna era “la ampona” (la mejor) En esta calle nació mi marido, recuerdo la tienda de Eduardo Pinante, la de Catalina “La Huevera” y después de su hijo “Perico”. Pero el que vivió en ella como usted tiene recuerdos mas concretos mas meticulosos. Me puede dejar, si le apetece claro, en un comentario su correo que no publicaría por supuesto, y yo le mandaría el mío, y aportar esas fotos que seguro hay de Marcelino y sus chicos con el relato de quien estuvo cerca y vivió esa experiencia.
En Baños se ha perdido la enseñanza de la guitarra, bandurria, laúd, una pena.
Anímate, una colaboración suya enriquecería mis propias cosas. Un saludo y gracias de nuevo.

yenifer dijo...

Hola Ani
¿Quién era Encarna ? no me recuerdo de ella

Ana Ortiz Rodríguez dijo...

Perdona Yenifer era Antonia “La de Bellota” no Encarna, Encarna era su hija mayor.
Era mi marido al que….
Gracias ya sé quién eres. Mi madre adoraba a la tuya. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Un buén recuerdo de esa calle estaba la tienda de las Marias Manuelas, y de su hemana Luisa que se encontraba dos casas más arriba de donde hoy está la farmacia. Mas arriba de donde vivia tu amiga Toni Altozano residian Los Tanis entre las dos familias se sumaba un montón de gente poque a parte de ser muchos hijos también vivian los abuelos con ellos.Unos tiempos muy entrañables.

Anónimo dijo...

Muy buenos recuerdos de aquellos tiempos esa tienda de las Marias Manuelas que tenia de todo y la de su hermana Luisa ya en la parte más alta el cuartel lleno de gente y sobre todo de chiquillos los Tanis que creo que eran nueve hermanos,tu amiga Toni que erán otros cinco.Las familias numerosas tenian mucho encanto.No se puede añorar el pasado pero creo que los recuerdos nunca se deben olvidar.

Anónimo dijo...

Buenas, hice un estudio comparativo del molino del Santo Cristo. Se trata de una edificación singular, aunque la mayor parte se inspira en los molinos de aspas manchegos, posee algunas caractarísticas de los molinos de velas mediterráneos. La recreación que hice se podía observar la maquinaria funcionando y debía de ser impresionante. La verdad es que me alegro que se haya conservado esta parte del patrimonio industrial andaluz.