martes, 28 de septiembre de 2010

Primer día de clase

Pensamientos y recuerdos que se agolpan hoy en mi cabeza. Recuerdo mi primer día de cole. Mi madre sólo un día antes compró un retal de tela azul y un trocito más pequeño de color blanco en el comercio de Paco Valle, yo la acompañé, recuerdo ver sobre el mostrador las piezas de estas telas liadas en un cilindro de cartón de las que Paco Valle cortaba los metros o cuartas necesarias par hacer un babi. Vivíamos en esa época en la calle Industria en la casa de la chacha Pepa. La imagen de unas tijeras enormes, o al menos me lo parecían a mí, cortaban la tela por unas líneas que mi madre había trazado con un trozo de jabón casero, con el filo tan puntiagudo que parecía un lápiz. Ella decía que sin babi no podía ir al cole. Yo jugaba en la calle con Rosa Cofrades y de vez en cuando entraba para comprobar como el trozo de tela se iba convirtiendo en un amplio mandilón, ya que debería llevar debajo jerseys de lana y además servir para el año próximo. Yo nerviosa e impaciente me movía sin parar y cuando me lo probaba mi madre que me repetía sin cesar que me estuviese quieta para no romper los hilvanes que sujetaban las mangas y el cuello. Mi impaciencia me hacía entrar a cada momento para ver si estaba acabado. Cuando quedó por fin sobre una silla planchado, mi madre lo cogió de nuevo ante mi asombro, se sentó en una silla con las patas mutiladas y bajo los últimos rayos del sol bordó sobre el pecho a punto de cruz dos letras mayúsculas A. O. Era mi nombre, mi madre me dijo "A de ANA y O de Ortiz", era fácil pensé, mi nombre sabría escribirlo si miraba el babi. En la calle, con un palo, sobre la tierra intenté garabatear esas dos letras. Al día siguiente toda llena de ilusión me levanté de un salto cuando mi madre me llamó, un tazón de leche estaba sobre la mesa de la cocina sopada con pan y aquel babi con sus letras azules esperaban, era mi primer día de escuela. La verdad es que un poco grande me quedaba el babí, mi madre lo arreglo dando una vuelta a los puños y muy convencida dijo "El año que viene te quedará bien" me peinó el flequillo e hizo una cola de caballo bien alta donde coloco un lazo de raso azul, según ella ¡estaba muy guapa!. Me llevó de la mano sujetándome fuerte hasta el Ayuntamiento, entramos en una habitación no muy grande a mano derecha en la que había una enorme pizarra y una gran mesa acompañada de mesas y sillas más pequeñas; y allí expectante, quedé mirando a doña Manolita, con sus largas uñas pintadas de rojo que hacían juego con sus bonitos labios.
.
Hoy todo esto brincó a mi mente cuando me levanté, era mi primer día de clase. Pero no había babi ni leche caliente esperándome, ni estaba ELLA. Yo soy la madre y preparaba la comida para que todo estuviera a punto a la vuelta de clase. 28 de septiembre de 2010 comenzaba el Curso de ayuda a domicilio, con un horario casi escolar, ¡pero Ella hoy no estaba!!!!!!

8 comentarios:

Eva: Hecho a mano dijo...

estoy llorando como una tonta.....disfruta de tus recuerdos ,una mami es muy importante en la vida ....y sigo llorando...jolin me has tocado muy fuerte....mi primer dia de cole ella ya no estaba....y hoy intento estar pero no se si me necesitan igual q yo la necesite ...
besines te quiero mucho

Ana Ortiz Rodríguez dijo...

Muchos besos Eva, quizás tenía mucha morriña y tenía que contarlo. Pero sé que ellas están siempre con nosotras.

goge dijo...

hola muy buenas me he echo seguidora tuya ya que aunque no este en mi pueblo soy paisana tuya un saludo y dime de que familia eres

Ana Ortiz Rodríguez dijo...

La verdad es que decirte de que familia soy sin saber quien eres es un poquito raro, pero si eres de Baños conceras a "El Pinche" espero saber quien eres tú, ya que en tu blog no lo dices. Un saludo

Anónimo dijo...

mi madre vivio en a calle industria cuano se caso, y yo naci alli. Quiza la conozcas, soy hija de Ana de Valentin, que se casó con Mateo de columpios.Por favor da rec uerdas a Rosa de parte e la gallega. gracias.

Ana Ortiz Rodríguez dijo...

Las cosas de Internet, hablamos de la misma casa. Esa era la casa de Pepa y Marcos los tíos de mi madre. La casa después mi padre se la vendió a tu abuelo Valentín. Ya ves que esto es un pañuelo. Háblale a tu madre de Ana Pepa y ella si nos conoce bien. Siempre que paso por la casa recuerdo el jazmín y el patio, yo era muy pequeña y me encantaba asomarme al balcón que aún lo conserva la casa, creo que es tu hermano quien la tiene. Un abrazo para tu madre.

tremendita dijo...

Hola Ana: añoranzas y mas añoranzas, mi madre tambien me llevó al cole, aunque para mi el trayecto era muy corto, mi maestra era Doña Maria y le tenia un miedo a su palmetaaaaaaaaaa, yo es que no veas, no paraba y los castigos de antes ya se sabe que no tenian relación con la causa que lo provocaba, eran otros tiempos, yo recuerdo la foto que me hicieon con mi mapa geográfico al fondo y el diente de menos, y la palas eran , por cierto y por supuesto el flequillo, cuadrado, cuadrado que me lo cortaba Rosita.
Un abrazo

Ana Ortiz Rodríguez dijo...

Un abrazo de parte de Rosa cofrades para la gallega, la vi hoy en el médico y le di tus recuerdos. Encantada de ser trasmisora de abrazos y saludos.