viernes, 8 de abril de 2011

IV Exaltación de la Saeta "Memorial Antonio Laruta" Baños de la Encina


Toda Andalucía mantiene viva la saeta.

El pasado viernes día 8 de abril a las 20:30 horas en el Hogar del Pensionista, se celebró el acto de la Exaltación de la Saeta "Memorial Antonio Laruta", con la intervención de la Peña Flamenca "Antonio Laruta de Baños, Peña "El Puchero" de Bailén, Peña Flamenca "La Fuentecilla", de Guarromán


La noche comenzó con la presentación y notas explicativas a cargo de Alfonso Espinosa, éste nos hizo retroceder en el tiempo; recordando como se vivió la Semana Santa en Baños antaño. Yo asentía con la cabeza, otras veces sonreía recordando ese puchero de Viernes Santo. Imposible relatar lo que tan sencilla, y perfectamente hizo Alfonso en su presentación.

La saeta se remonta a un momento incierto de la historia como un cántico popular cuya intención era incitar a la devoción y a la penitencia, con ocasión de un Vía Crucis, o como cántico de pasión.


El nacimiento de la saeta popular y la costumbre de cantarla el pueblo para expresar su sentimiento religioso data, aproximadamente, de mediados del siglo XIX. Esta primitiva saeta, actualmente casi desaparecida, conmovía por su entonación grave, pausada y monótona, sencilla de estilo y ejecución, En el lecho del pueblo llano, confluyeron a principios del siglo XX ese canto de la fe y esa otra forma de expresar los sentimientos más profundos que es el flamenco. La expresión artística del pueblo dio forma a la saeta, aflamencándola y adaptándola a sus estilos.


Noche de recuerdo a nuestros cantores ya desaparecidos como LARUTA, MONTES, JUAN JOSÉ, CIPRIANO, JUANITO... Los nombres que falten los espero en los comentarios, que luego me reñis, pero es que no los recuerdo a todos.


HOY NUEVAS VOCES DEJAN A QUIENES LOS ESCUCHAMOS CON EL ALMA ENCOGIDA COMO LO HIZO, PEDRO "EL PINCHE" Hombre que canta con gran sentimiento, cada palabra que brota de su garganta mana de lo más profundo de su corazón, su oración, su rezo más hondo y puro. La saeta y sus letras, han sido para él la única catequesis recibida, tiempos en que los chicos trabajaban desde muy niños; la escuela y la catequesis apenas le abrazaron en su vida. Pedro siente el cante, HABLA DE DIOS Y LE HABLA A JESÚS, HUMANO Y DIVINO. Le conozco bien, muy bien claro. Viene a mi recuerdo el son de un cante, yo agarrá a su cintura, Camino Ancho hacia los "Charcones" (donde viviamos) escuchaba su voz; el movimiento de la mula acompañaba con compas a golpe de herradura. Así con mis poquitos años él fue quien sin darse cuenta ni pretenderlo me aficiono al cante. Así que no puedo ser parcial y para mí fue el mejor, porque la sangre tira, ¡y tira mucho!. Pedro Ortiz "El Pinche" MI HERMANO





1 comentario:

tremendita dijo...

Me pone la carne de gallina, preciosa saeta Bañusca.

Un abrazo Ana.