sábado, 16 de octubre de 2010

Mujeres de bandera

Hoy tuve un comentario de Mercedes, ella decía que habíamos perdido calidad de vida con tanta actividad y tanto realizarnos.
NUESTRAS MADRES VIVIAN MEJOR SIN TRABAJAR FUERA.
.
Entonces dije, NO ES CIERTO. Mi madre siempre trabajo dentro y fuera, siempre hizo mil cosas y jamás se quejó y no le dio valor a ello.
.
Vinieron a mí los recuerdos, esos que parece que con el paso del tiempo en vez de desvanecerse se van acomodando en este blog deseosos de protagonismo. Cuando iba a contestar al comentario decidí hacer mi pequeño homenaje a esa mujer trabajadora bañusca.
.
Aún de noche se levantaba sin apenas hacer ruido y se iba a vender su hortaliza a la plaza de abastos, bueno antes ya lo hacía en la plaza mayor de Baños. La recuerdo detrás del puesto con todas las hortalizas colocadas vistosamente, su balanza de platillos dorados y las pesas en ristra junto al peso, la mayor de dos kilos, de medio, de cuarto y una pequeñita creo que ni la usaba. Tenía que mantener a su clientela contenta, y los ¡chorreones!!! en el peso eran su instrumento de PUBLICIDAD. Cuando la balanza bajaba PONÍA otra patata u otros dos pimientos etc.
.
Terminaba de vender toda la hortaliza, después limpiaba bien aquel mostrador de piedra blanquecina (no se ahora como de llamaba) el trapo era un trozo de saco cortado, con la aspereza del saco y el jugo de un tomate frotaba el mostrador y los platillos dorados del peso, luego aclaraba quedando todo "como una patena" decía ella. Llevaba su casa y además ayudaba a recoger la hortaliza de la huerta a mi padre, también era modista, diseñaba y cosía todo tipo de ropa, desde los sencillos calzoncillo de tergal, llegando hasta un fantástico vestido de fiesta. No descubrimos ÁMERICA, ya ellas se mataban trabajado, pero ni siquiera eran consideradas trabajadoras fuera del hogar. TRABAJABAN

7 comentarios:

Anónimo dijo...

lo que no llego yo a entender
como antes tenian tiempo para todo
hoy en dia sin embargo para todo falta tiempo

Anónimo dijo...

La calidad de vida no se pierde por trabajar fuera de casa. Se gana libertad. Desde pequeña me lo han enseñado. Lo importante es repartir las tareas del hogar que lo mismo lo sabe hacer un hombre que una mujer.

Anna dijo...

Si administras el tiempo, igual que el dinero, hasta te sobra, mi jornada laboral era de 12horas y no siempre en el mismo turno, 6 personas a mi cargo y tenía tiempo para mis hobbys, ahora...acaba el día y no termino de poner nada en orden, eso sí, para mi hobby todo el tiempo jajaja

tremendita dijo...

Vamos a ver, yo quizás he pensado de manera individual en mi madre, trabajaba en casa, no trabajaba fuera y en calidad de vida ya te digo que si , que ganaba respecto a mi, si bien es verdad que yo me organizo y tiempo para mi y mis hobbys claro que me queda, sobre todo porque yo quiero tener, tanto mi marido como mis hijos estan " enseñados " a realizar las tareas en casa, y fijaros que no digo a colaborar, porque la casa es tanto mia como suya, pero las mujeres normalmente, y digo normalmente tendemos a querer ser las omnipresentes e indispensables, vamos a incluirnos la gran mayoría y nos gusta ser el muerto en el entierro, el niño en el bautizo y la novia e la boda, y digo que en la mayoría de los casos hemos perdido tranquilidad , calidad de vida , etc,
Y nuestros hijos que ? podriamos preguntarles que piensan ellos, ( sin dar tregua a que piensen que economicamente a ellos les beneficia ) creo que nosotras hemos disfrutado mas de nuestra madre que ellos de nosotros, son los niños " de la llave " siempre la llave colgada para cuando lleguen a casa y no haya nadie puedan entrar , prepararse el bocadillo , hacer los deberes y de paso que nadie me ve , encender la Wii, en fin que estas reflexiones son particulares y esta teoria mia me refuerza en mi pensamiento , cuando yo estaba en mi casa y cuidaba a mis hijos estaba mejor," menos realizada " ? pero mejor y ejerciendo mas de madre, se diluye el cuidado de los hijos con el trabajo y los problemas que en algunos casos pueda acarrear.
Es mi sentimiento, que no tiene porque ser el auténtico y verdadero del mundo mundial.

Anónimo dijo...

Soy más mayor que tú, tremendita, sin embargo fui niña de la llave, canguro con 9 añitos de una niña de dos , disfruté de mi madre, cuándo por desgracia invertimos los papeles(por un accidente)
cuando me case, jure que mis hijos, serian niños y solo eso, los enseñé a todo y les hice ver sus responsabilidades, pero mientras pude, luché sola, ellos tenian que ser niños, juegos escula y casa, por eso trabajé de noche, para disfrutarlos.
Posiblemente, estaba equivocada, pero no me pesa.
La gran ciudad, es lo que tiene

Anónimo dijo...

Yo opino como tremendita, que habria que preguntar a los hijos si les merece la pena que en algunos casos la mayoria del sueldo sea para pagar guarderias y para caprichos a cambio de carecer de tantos momentos bonitos e importantes en la vida de un niño, claro que si no pagan guarderia esa infancia que una madre se pierde quizás la esten disfrutando los abuelos.El dia de mañana no nos podremos quejar que no conocemos a nuestros hijos. Es mi opinion,el pasado no vuelve y lo digo por que ha sido mi caso.

tremendita dijo...

Se nos escapa de las manos el primer diente, el primer balbuceo, como dicen papá o mamá , pero eso si a cambio tenemos dinero para comprar caprichos , habría que preguntarles a ellos , si prefieren eso, juguetes y caprichos a cambio de una madre invisible o una madre a tiempo completo y un capricho de vez en cuando que lo haría valorar todo lo que tienen.